Competencias de un Maestro II

En el anterior post analizamos las competencias y conocimientos de un maestro según las necesidades sociales actuales y desde los diferentes autores. Para conocer qué opinaban los docentes hemos realizado un cuestionario que ha sido respondido por una muestra de 20 profesores de primaria y secundaria. El cuestionario puede ser consultado en internet[1]. Al ser una muestra tan pequeña no está validado y tampoco hemos utilizado ningún método de triangulación. Sólo recogemos datos descriptivos y lo compartimos con vosotros por si os puede resultar de utilidad.
Sobre los conocimientos que propone Cristina Moral Santaella los docentes de la muestra opinan lo siguiente:
  • El 86% nos indica que la formación de contenidos pedagógicos es fundamental para desarrollar adecuadamente su labor docente.
  • El 71% comenta que son fundamentales, además, un conocimiento de la asignatura que se imparte, conocimientos de didáctica, del contexto escolar y una reflexión constante de su práctica educativa.
  • El 56%  valora como fundamental un conocimiento curricular.

Resultando las prioridades formativas iniciales como se recogen en el siguiente gráfico:

Además de los conocimientos de Moral, nos interesamos por  las competencias que Tejada (1998) propone y extraemos la siguiente valoración. Los docentes establecen estas competencias por orden de prioridad.
  •       Autocrítica
  •       Tolerancia a la incertidumbre
  •       Iniciativa
  •       Trabajo en equipo
  •       Autoperfeccionamiento
  •     Ética

Por otra parte, incorporamos una pregunta abierta final “¿qué otros conocimientos o competencias consideras necesarios para tu práctica educativa?” y éstas fueron las respuestas
  • Empatía, respeto por la forma de ser de los demás y por sus necesidades. 
  • Inteligencia emocional. 
  • Conocimiento de la psicología de los alumnos de cada edad 
  • Principalmente la Reflexión, pienso que es fundamental para ser buen docente; 
  • Y junto con la vocación y el trabajo colaborativo-cooperativo hacen que el trabajo sea más eficaz para todos. 
  • Tener capacidad de motivación y hacer participar a los alumnos. 
  • Contrastar si han adquirido los conocimientos impartidos y evaluarlos conjuntamente 
  • Mucho entusiasmo y alegría

Esperamos que estos datos os resulten útiles para vuestra reflexión  sobre la práctica docente.


Published by

Déborah Martín Rodríguez

Déborah Martín R. lleva más de 25 años implementando metodologías activas en diferentes organizaciones tanto en formación presencial como en formación online. Es experta en diseño de instrucción, pedagogía activa y herramientas digitales para el desarrollo de las competencias. Ha sido profesora de varias Universidades Iberoamericanas y sus clientes están repartidos por todo el mundo.

Leave a Reply