Flipped classroom en entornos online e híbridos Déborah Martín

Modelo flipped. Excelente para entornos híbridos y online

El modelo Flipped Classroom es un enfoque centrado en el alumno. Se trasladan determinados procesos de aprendizaje (las explicaciones y la transmisión de contenidos) a otro lugar (el, la biblioteca, el tren, etc.) fuera de la escuela, y esta transmisión se realiza fundamentalmente a través de videos, presentaciones, audios o lecturas, mientras que el trabajo que se realiza tradicionalmente en casa, como son las actividades y tareas, ahora se llevan a cabo en el aula bajo la supervisión y el acompañamiento del profesor.

Este enfoque multidimensional comporta unas características concretas, entre las que destacan:

  • El profesor no dispone de todo el saber sino que facilita el aprendizaje del alumno.
  • La instrucción se basa en la relación conceptual y la aplicabilidad al contexto del alumno.
  • El dominio del aprendizaje se demuestra, de ahí que se hable de desempeño y competencias.
  • El aula o en este caso el momento síncrono pasa a ser un lugar activo para el alumno.
  • El trabajo en equipo y la colaboración priman en la síncrona del elearning.
  • La tecnología y el uso de herramientas digitales se incluye en la sesión como recurso de aprendizaje.
  • El aprendizaje ubicuo se tiene muy en consideración.
  • La evaluación es sumativa pero, sobre todo, formativa, convirtiéndose en un eje central en el diseño de instrucción para mejorar el aprendizaje.

En ocasiones, el aprendizaje invertido se confunde con una metodología, una técnica o una estrategia; sin embargo, es necesario aclarar que “es más que un enfoque o un modelo, es una meta-estrategia que alberga, o puede albergar muchas otras, bajo la que se cobijan múltiples enfoques que ponen énfasis en la acción: aprender haciendo” (Tourón, 2017).  

Fundamentos

El modelo flipped, como acabamos de señalar, se sustenta en el paidocentrismo (situando al aprendiz en el eje central de su educación). Estos principios son muy antiguos. Podemos situarlos en la época de los griegos y en concreto en el método que Sócrates utilizaba con sus discípulos.

“Sócrates utiliza la dialéctica como uno de los procedimientos más frecuentes de su método de enseñanza y mediante la interrogación, a partir de la ironía, confronta a sus discípulos. […] Sócrates finge, se hace el ignorante: solo sé que nada sé y pide que se le ilustre. Esto lleva a inducir a sus interlocutores hacia nuevos conocimientos. Estableciendo interrogatorios dulcemente corteses, pero sin piedad, hacia la meta prefijada”

Martínez, 2006, p. 88

Esta filosofía también pasó por las ideas pedagógicas de Rousseau pedagogo y filósofo del siglo XVIII. La pedagogía activa y el paidocentrismo tuvieron su auge y expansión mundial a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, con el movimiento de la escuela nueva, también denominada escuela activa. Esta expansión se lleva a cabo gracias al intercambio de ideas de pedagogos como Bruner, Ausubel, Piaget, Vygotsky, Bloom, Dewey, Decroly, Montessori, Kilpatrick, y otros estudiosos de la psicología cognitiva y de la educación, quienes reflexionaban sobre cómo se producía el aprendizaje y los factores que influían en él. Estos autores visitaron los diferentes países y los nuevos proyectos que se iniciaron, lo que dio lugar a una enorme expansión.

De estas bases del desarrollo cognitivo, teorías constructivistas (Piaget, Vigotsky) y conectivistas (Siemens) se nutre el modelo Flipped (quizás sin saberlo en su momento del todo), motivo por el que el profesor debería conocer cómo se produce el desarrollo cognitivo según la etapa evolutiva de su alumnado, así como los factores que intervienen en el aprendizaje, para poder diseñar en los momentos síncronos experiencias de aprendizaje, cuya finalidad no sea sólo memorizar y comprender sino llegar a transferir el conocimiento al entorno. Y por supuesto, permitir en el momento asíncrono la comprensión y reflexión de los conceptos, como ya aclaramos en el post sobre elearning.

Por qué en online o entornos híbridos

Este modelo se sostiene bajo un enfoque integral que combina la instrucción directa (durante el momento asíncrono) con métodos constructivistas y conectivistas (durante la sesión síncrona), cuya finalidad es mejorar la comprensión conceptual, el incremento del compromiso y la responsabilidad personal del estudiante con su propia formación.

Como la cultura generada, tanto en la sesión síncrona como fuera de ella, es una cultura de aprendizaje, el docente profesional deberá aprender constantemente de su práctica, investigar sobre ella, reflexionar sobre lo que sucede, permitir momentos para el aprendizaje colaborativo y de intercambio, donde el protagonismo es del alumno, por lo que debe diseñar situaciones de aprendizaje síncronas como las mencionadas en el apartado anterior, que impliquen la necesidad de conversar, crear acción y movimiento.

Acciones del profesor

Tourón y Martín R. (2019) señalaron que el estudiante pasa por tres fases y el docente por cuatro. En la siguiente infografía se detalla las acciones del profesor en estas cuatro fases teniendo en cuenta el entorno híbrido u online.

  • Fase preparatoria: Diseña la instrucción, realiza un plan didáctico, redacta los objetivos de aprendizaje esperados, selecciona las estrategias y actividades, selecciona el contenido y establece un procedimiento de evaluación, a la vez que decide cuáles serán los momentos síncronos y asíncronos, las herramientas digitales que utilizará en cada momento y para las diferentes actividades síncronas.  
  • Fase previa: Hace referencia a la fase anterior a la sesión síncronoa, por lo que el formador, indica a través del LMS, qué contenido debe revisar el alumno previamente. En caso de ser un vídeo puede optar por utilizar vídeos enriquecidos que le ofrezcan un feedback de los resultados y comprensión que el alumnado ha adquirido para para enfocar las actividades del aula en una dirección u otra. 
  • Fase durante: Se refiere a la sesión síncrona, donde el profesor dinamiza la clase, organiza el trabajo de los alumnos, lleva a cabo las actividades diseñadas, ya sea en pequeños grupos a través de la plataforma de videoconferencia o la plataforma 3D, o de manera individual.
  • Fase posterior: Evalúa su práctic docente, revisa sus anotaciones sobre el l aprendizaje de sus alumnos, evalúa las actividades realizadas y propone nuevos itinerarios o mejoras para la siguiente sesión síncrona.  

El alumno por su parte se encuentra 3 momentos:

  • Fase previa: Se realiza antes de la sesión síncrona, a través del LMS, revisando el contenido previo que el profesor le haya indicado. En caso de ser un vídeo con preguntas, debe responder a ellas y realizar sus anotaciones de aprendizaje.
  • Fase durante: el alumno participa activamente durante la sesión síncrona realizando las actividades diseñadas, planteando todas las dudas que le surjan y trabajando de manera individual y grupal . 
  • Fase posterior:  Toma nota  sobre lo aprendido e incorpora los conceptos y evidencias de aprendizaje en su portfolio, memoriza, estudia e interioriza.

En la actualidad, contamos con la rapidez en la comunicación, en el intercambio de experiencias y resultados de investigación que nos ofrece la tecnología digital, lo que hace todavía más sencilla la expansión de los nuevos modelos centrados en el aprendizaje. Más aún, es la tecnología la que nos permite escalar estos modelos haciéndolos extensivos a todo el sistema educativo y también en la formación no reglada. No obstante, la tecnología es un instrumento. Lo importante es el modelo pedagógico, didáctico que está detrás. De la misma manera que lo importante no son la piedra, el martillo o el cincel, puros medios, sino la capacidad del escultor que produce la obra.

Published by

Déborah Martín Rodríguez

Déborah Martín R. lleva más de 25 años implementando metodologías activas en diferentes organizaciones tanto en formación presencial como en formación online. Es experta en diseño de instrucción, pedagogía activa y herramientas digitales para el desarrollo de las competencias. Ha sido profesora de varias Universidades Iberoamericanas y sus clientes están repartidos por todo el mundo.

Leave a Reply